Acogida niños saharauis: «Ayudas institucionales no tuve ninguna»

El activista Mohamed Saleh era un niño saharaui de acogida en Sevilla: «Mi familia fue la que acarreó con todo: con todo lo que conllevaba mi escolarización, mi documentación… Ellos se encargaron de todo. Institucionalmente no… No hubo ninguna ayuda».

  • PREGUNTA:‘Como Camarón’, una preciosa declaración de amor en forma de rumba que yo creo que a todos y a todas nos recuerda algún amor del pasado, o incluso varios, porque es una canción que se sigue cantando mucho en grupo y que todo el mundo conoce. Moha, ¿por qué has elegido esta canción?

RESPUESTA: Sí. Recuerdo, una vez que llegué aquí, en el coche me la ponían bastante. Y entonces, aunque no entendía mucho el idioma como tal. Pero no sé, esa canción me daba cierta ilusión, cierto ánimo. Algo me llamaba la atención, aunque no la entendía, me llamaba la atención de algún modo. Y con el tiempo me he dado cuenta de que es verdad, es que la canción es buena canción y ha marcado mucho mi vida una vez que ya empecé a entenderla.

  • P: Llegas a España con 11 años para quedarte ya para siempre en el país, ¿fue muy difícil esa adaptación al llegar?

P: Pues… sí. Al principio fue bastante dura porque yo venía desde los 7 años, pero solamente venía en verano. Entonces… era diferente. Venía dos meses, en verano: playa, piscina… Es una época para estar… Para pasarlo bien, para quitarte del calor del desierto. Y volvías. Volvías a estar con tu familia, volvías a estar con tus amigos. Pero ahí, ese año cambió, porque ya no era que yo me podía volver, ya tenía quedarme de forma indefinida hasta que me legalizara. Entonces podría volver a ver a la familia. Entonces fue duro porque pasé mucho tiempo sin poder ir a ver a mi familia. Fueron seis años. Al principio fue duro, porque tenía todavía la mentalidad de ahí… Querías estar con tu familia, de allí querías estar con tus costumbres de allí. Pero bueno, con el tiempo ya me empecé a adaptar al ritmo de aquí y ya pues, la verdad es que hago balance y fue positivo el haber tomado esa decisión.

  • P: Venías a Sevilla en los primeros años con Veranos en Paz, una iniciativa de acogida de niños saharauis temporal en verano que años después se convirtió en permanente. Me contaste que la primera vez que viniste a España hablabas únicamente por señas. Tu lengua materna es el árabe, ¿no? ¿Cuál es el dialecto de tu zona?

R: En mi país se habla el idioma oficial, que es el árabe, y el español, pero nosotros tenemos un dialecto, como todos los países árabes. Cada país tiene el idioma original, que es el árabe genérico, y luego tiene su dialecto. Mi dialecto es el hassanía.

  • P: Decías también que dabais castellano desde el principio.

R: Sí, el castellano se daba desde la base, desde primaria. Se da en todos los cursos y además se da con bastante… Digamos que no era algo secundario, sino que se daba como algo prioritario. De hecho, con el tiempo han nacido allí institutos de secundaria en los que son bilingües totalmente. En los que se dan todas, todas, todas las asignaturas en español, exceptuando el árabe, que es una asignatura… O sea, se hace un vuelco de revés: se imparte todo en español y el idioma en este caso al estudiar el árabe. Por lo que tenemos muy arraigado el español desde hace muchos años.

  • P: Decías que te hicieron comenzar tu educación desde dos cursos antes, desde sexto de primaria, ¿te ha venido bien esto?

R: Sí. Lo hicieron porque, como te dije, venía a un nivel bastante bajo para lo que se pedía para ese nivel de de mi edad, o al adoptado lo que se daba con mi edad. Entonces, la solución para no quedarme en un fracaso extremo era bajarme el nivel y, a base de ayuda, pues ir cogiendo ritmo del idioma y adaptarme al nuevo curso que me tocaba. Entonces decidieron bajarme dos años y… Y la verdad que en el colegio me ayudaron bastante. Me dieron la posibilidad de una tutora que me hacía el seguimiento constante, que estaba conmigo todo el rato dándome ejercicios para ir cogiendo ritmo y la verdad es que fue bastante acertado.

  • P: Supongo que esos primeros años en España fueron clave para tu integración total en la cultura y en la dinámica. Tuviste alguna ayuda institucional, aparte de la del colegio?

R: No. Ayudas institucionales no tuve ninguna. Simplemente… Mi familia fue la que acarreó con todo: con todo lo que conllevaba mi escolarización, mi documentación… Ellos se encargaron de todo. Institucionalmente no… No hubo ninguna ayuda.

  • P: Antes hemos hablado de tus padres biológicos, ¿cómo son tus padres de acogida, qué edad tienen, en qué trabajan? ¿Estaban ya implicados de antes en la causa saharaui?

R: Pues, son jubilados los dos, ya tienen 69 y 72 años. Y la decisión fue a raíz de un amigo cercano, que él estaba en la causa, y se lo comentó. Y ellos se apuntaron. E incluso me contaban años que no consultaron ni siquiera la decisión con mis hermanas. Entonces fue simplemente hacerlo, ir y comunicárselo al momento que ya venía yo. Y ellos desde entonces están dentro de la causa. Yo y mi hermana, igual. Dentro de la causa y colaborando en todo lo que se puede.

  • P: Y además también has vivido en Mallorca un par de años, ¿no?

R: Sí, estuve un tiempo allí debido al trabajo y eso. Fui a probar un nuevo sitio.

  • P: Al no ser español de nacimiento y al venir de un territorio que no está reconocido internacionalmente, eres apátrida. Creo que incluso tienes un carné que lo pone, ¿no?

R: Sí. La documentación que me permite estar legalmente aquí tiene eso, que es apátrida. Este documento es relativamente nuevo para las instituciones españolas, ya que no existía tal documento. Pero España… Debido a legislaciones antiguas, otros compatriotas decidieron dar uso a esa legislación, ya que el estatuto de apátrida se aprobó en 1954. Es una legislación de Naciones Unidas en la cual los países como en el caso del Sahara, que no estén descolonizados o no tengan todavía una decisión firme, se acogían a ese tipo de documentación. Este documento es, relativamente, un tipo de tarjeta de extranjeros. Tiene las mismas funcionalidades.

acogida niños saharauis

  • P: Y además coinciden esos años de la aprobación del estatuto con que el Sáhara pasa a ser una provincia española, ¿no?

R: Sí. Esto se aprobó, como te he dicho, años antes, pero nunca se le dio la posibilidad a los saharauis de ese tipo de documentación hasta hace relativamente poco, en el 2016.

¡Síguenos en Telegram! ¡Ayúdanos!

Suscríbete en nuestro canal de Telegram pinchando en la imagen. ¡Ayúdanos!

  • P: Y conoces más gente en esta misma situación, niños y niñas que vinieron contigo, etcétera?

R: Sí, somos bastantes aquí en España y en concreto en Sevilla tengo familia y amigos que he conocido aquí, que están en la misma situación, que se han quedado igual y con el tiempo nos hemos conocido aquí.

Leave a Reply